NOSOTROS

En el año 1955 decidimos sumergirnos en el mundo textil, fundando así Karatex, una de las empresas de textiles planos más grandes del país. Hoy estamos enfocándonos hacia dos nuevos horizontes: los textiles técnicos y las telas para ropa de trabajo. Ambas representan la síntesis entre calidad, performance e innovación.

Somos un ejemplo de integración industrial y apostamos siempre al crecimiento nacional; nuestra cadena de producción se desarrolla enteramente entre La Rioja y la Ciudad de Buenos Aires.

Contamos con tecnología de última generación porque queremos seguir posicionándonos como líderes en innovación textil. Nuestras telas varían según lo requerido para los distintos labores y por eso tenemos máquinas de primer nivel que nos dan esa versatilidad. En el 2018 adquirimos un tren de blanqueo y de teñido a la continua de más de 80 metros de largo que nos da la posibilidad de hacer baños de hasta 50,000 metros del mismo color, fortaleciendo así nuestra presencia en el mercado de ropa de trabajo.

Nuestra producción de tejidos planos es amplia y diversa para que podamos acompañarte en lo que necesites, abarcando telas para uso industrial y hogar:

  • Textiles técnicos
  • Textiles especiales de uso industrial
  • Telas para ropa de trabajo
  • Telas por rollo: lisas y estampadas (diseños propios y exclusivos)
  • Telas para la confección de moda de hogar
  • Toallas por metro
  • Toallas confeccionadas

MISIÓN

Vivimos en un mundo que se encuentra en constante movimiento; el cambio es la única certeza. Nuestra trayectoria es prueba de que estamos preparados para afrontar los desafíos que se presenten en el camino. Nuestra filosofía nos direcciona hacia una meta final: la búsqueda de la mayor calidad posible en cada uno de nuestros productos a un precio competitivo. Vemos el futuro como una oportunidad para seguir creciendo, adaptándonos siempre a las nuevas y más cambiantes necesidades del ser humano.

EXPORTACIONES

Una vez consolidada la posición de Karatex en el mercado argentino, decidimos dar un salto hacia el resto del mundo. Con esta impronta y afrontando el desafío de abastecer a los mercados más exigentes, dimos un fuerte impulso hacia el comercio exterior, exportando a países como Brasil, Chile, Grecia, Irlanda, México, Paraguay, Puerto Rico, Rusia, Sudáfrica, Uruguay, los Estados Unidos y Venezuela, entre otros.